Palabras desvanecidas

Hoy siento viajar las palabras
silenciosas de esencia,
desvanecidas, con ese sufrir lento
como cuando se gastan las cosas amadas.

Y la noche se me hace grande,
mientras navego en el mar de tu silencio,
a la espera de tierra firme
para llegarme a mí y recobrarme.

Ya no quiero este suelo que piso,
donde te siento apoyado,
como a viejo fantasma en el tiempo,
donde te vendiste a la costumbre:
Siempre frío, siempre negro.

Y la distancia se ha crecido en mí,
como la muerte lo hace a la vida
y después de tantos inciertos,
me abandono al doliente final.

Y sé de las sombras que abrirán bocas
para calmar a tu yo muerto,
y alimentarán tu fingida desgracia
con porvenires de estaciones verdes.

Pero hay silencios donde nadie nació,
para levantar muros de piedra y pasos.
Quien pone madero al náufrago,
no son los brazos que sostienen sollozos,
sino el barco de donde naufragó.

La imagen puede estar protegida por derechos de autor
Foto extraída de Google.



24 comentarios:

  1. Te felicito, es muy hermoso, firme, y bien construido. Con una gran sensibilidad. Me encantó. Procuraré leerte mas a menudo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabe cuánto le agradezco sus palabras, no sabe cuánto me alegra el haberle descubierto. Siempre será bien recido.
      Gracias.

      Eliminar
    2. Muy agradecida por tus palabras, Javier.
      Siempre gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. PRE-CIO-SO Dunia,me gusta esa dosis de dolor que en tu pluma se suaviza y sublimiza... Esa nostalgia que te hace tuya pero tú terminas delineandola a ella con tu hábil pluma... Un placer llegar amiga...¡Gracias por compartirnos tu bella inspiración...!!! ¡Abracitos miles hermosa...!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi linda niña, el placer siempre será mío. Siempre me dejas sin palabras, sólo puedo puedo decirte con el sentir de mi alma:Gracias.
      Muchos besos y abrazos.

      Eliminar
  3. QUERIDA DUNIA,sabes que admiro tus letras,siempre un placer ingresar y disfrutar de su lectura.Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi bella FLOR, tanto como yo los tuyos. No sabes la alegría que me haces sentir el leerte y verte.
      Abrazos, niña.

      Eliminar
  4. Es un placer viajar sobre tu pluma Dunia, dejas un rastro lleno de añoranza y un sentir muy profundo a aromas de amor entre palabras y silencios... Te felicito!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manuel, por adentrarte en mis letras y sentirlas.
      Siempre gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. admiro tus sentidas letras, es un deleite leer lo que trasmites. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EL placer siempre será mío mi querido y estimado Xavier.
      Mutua la admiración.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Quien pone madero al náufrago,
    no son los brazos que sostienen sollozos,
    sino el barco de donde naufragó.
    Qué gran delicadeza en este poema. No sé si es una percepción mía, pero siento resignación o aceptación (me abandono al doliente final)...Precioso como siempre, cada vez con más dominio de la palabra, aunque para ti es fácil porque así habla tu alma...Todos los que te leen lo ven y te admiran...Ahí está tu sueño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre gracias por tus palabras mi querida Taté... Siempre gracias.
      Abrazos, amiga.

      Eliminar
  7. Nadie como un poeta para suavizar el dolor, te ha queda muy bello.
    Mi felicitación Dunia.
    Feliz semana.
    Aun abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Carmen, no sabes cuánto me alegra saber que aprecies mis letras.
      Siempre abrazos.

      Eliminar
  8. Es inmensa la distancia entre la vida y la muerte como corta la vida de una ilusión. Me encantó este poema.

    ResponderEliminar
  9. Es inmensa la distancia entre la vida y la muerte como corta la vida de una ilusión. Me encantó este poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por hacer tuyas mis letras al leerme.
      Un placer.

      Eliminar
  10. Me ha gustado muchísimo. Y te digo que tiene unas cuantas imágenes que se me han quedado indeleblemente grabadas. Una es la de la distancia creciéndose como la muerte hace con la vida, pues a partir de cierta edad cada día ya comienza a ser un regalo. Y la otra es la del madero al que se agarra el náufrago, que procede de su mismo barco hundido, que me resulta una metáfora preciosa de nuestro paso por la vida, de las cosas que vamos perdiendo a medida que naufragamos y a las que nos aferramos en nuestro recuerdo de ellas (si no la malinterpretado).

    Mi más sincera enhorabuena.

    Saludos, y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo.
      Has sabido captar la esencia del poema. Mi enhorabuena por ello y me alegra mucho que te leas en él, pues uno de mis propósitos al escribir, no es sólo plasmar lo que siento, sino que el lector pase a formar parte activa del poema.
      Saludos.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias Alfredo.
      Has sabido captar la esencia del poema. Mi enhorabuena por ello y me alegra mucho que te leas en él, pues uno de mis propósitos al escribir, no es sólo plasmar lo que siento, sino que el lector pase a formar parte activa del poema.
      Saludos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Lo he vuelto a leer después de tanto tiempo y me reitero. Tienes un don excepcional, sabes cómo encajar cada palabra para expresar todo lo que sientes. Y es imposible no identificarme contigo. Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Lo he vuelto a leer después de tanto tiempo y me reitero. Tienes un don excepcional, sabes cómo encajar cada palabra para expresar todo lo que sientes. Y es imposible no identificarme contigo. Gracias.

    ResponderEliminar